ESPERANZADO

Fernando Gago: 'Los que me critican no entienden lo que significa jugar con la Selección'

Mientras trabaja para poder volver a los entrenamientos tras la recaída en su rodilla derecha, Gago se mantiene optimista de cara a lo que viene y no pierde el sueño de jugar la Copa del Mundo.

El 5 de octubre de 2017, Fernando Gago volvía a la Selección Argentina justo el día en el que la Albiceleste retornaba a La Bombonera después de muchos años. Los de Jorge Sampaoli empataban 0-0 con Perú y peligraba su clasificación a Rusia 2018. El estadio, con mayoría de hinchas de Boca, ovacionó al volante central cuando ingresó. Sin embargo, minutos más tarde, casi como en una coriografía, llevaron sus manos a la cabeza cuando Pintita abandonaba el campo de juego con claras muestras de dolor.

Al mismo tiempo, en las redes sociales, se viralizaba el video de Gago rogándole al médico que lo dejara volver a entrar. "¡Dejame jugar Dani!", le gritaba. El doctor ya le había comunicado que el problema estaba en los ligamentos cruzados y efectivamente, después del partido se comprobó que era una rotura.


Desde ese día, Gago trabaja con la cabeza puesta en la Copa del Mundo y aunque hace dos semanas fue dado de alta y sufrió una recaída, no pierde las esperanzas. "Los que me criticaron, no entienden lo que significa jugar con la Selección Argentina. Es todo, es el deseo de cualquier jugador de fútbol. Se disfruta demasiado estar en una Copa América, un Mundial", aseguró en una entrevista al diario español Marca.

No hace mucho, Gago sufrió otras dos lesiones durísimas en el tendón de aquiles, de las que se había recuperado favorablemente. "Fueron tres lesiones en un deportista. Otros sufrieron más y tuvieron éxito. Lo acepto y entiendo que sea así. Fue un golpe dificil por el contexto, volvía a la Selección... Ni yo me di cuenta en el momento. Quería seguir jugando, sentí un dolor fuerte pero quería estar. Cuando volví a entrar me di cuenta de lo que sucedía y que así iba a hacer mal al equipo. Ha sido la más dura de todas", recordó.

Por último, detalló cómo fue esta recaída que sufrió: "Ha sido un pequeño desprendimiento del tejido con el que se reconstruyó el ligamento, así que en unas tres semanas espero estar de vuelta. El Mundial es una competición que está en juego, pero además de que es una decisión de Sampaoli, primero tengo que jugar con Boca y luego ya pensaré cuando se acerque el Mundial. Sería algo mágico. Pero la motivación para recuperarme pasa por otros lados, es más una forma de vida. Yo entendí que mi carrera es así".

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy